Más noticias

Carlos Zani: “Crecí de la mano de personas que me enseñaron y mostraron el camino”

Publicado 29.5.2024

El actual Project Logistics Sr. Manager en C20+ ingresó como office boy en Techint Ingeniería y Construcción hace más de 45 años. Con un fuerte interés en la tecnología, pasó por diferentes áreas de la empresa, donde adquirió una vasta experiencia profesional y logró forjar una carrera sólida. Conoce su recorrido.

 

Una vida, una carrera, una familia en Techint Ingeniería y Construcción. Así podría resumirse la historia de Carlos Zani, actual Project Logistics Sr. Manager en C20+, uno de los proyectos más grandes de la compañía en Chile. Lejos quedó aquel joven que “hacía de todo” en las oficinas de San Pablo, Brasil. Hoy, radicado en otro país y con 60 años en su haber, repasa su trayectoria profesional, desde sus inicios en 1978, y deja un claro mensaje sobre la importancia de trabajar duro, tener paciencia, saber esperar, aprovechar las oportunidades y aprender de los líderes.

 

¿Cómo fueron tus inicios en Techint E&C?

Nací en la ciudad de San Caetano do Sul, en San Pablo (Brasil), cerca de donde se encontraban las oficinas de la empresa. Ingresé en el Grupo Techint el 1° de diciembre de 1978, cuando era muy joven, como un office boy, un aprendiz que hacía un poco de todo: sacaba fotocopias, pagaba cuentas en el banco, hacía tramites, asistía a las secretarias, a los ingenieros y a todos lo que necesitaran de mi ayuda. Así fui aprendiendo. Primero estuve en Control de Calidad y después de dos años fui a Planeamiento, donde empecé a tener mayor conocimiento de cómo se hacían las cosas.

¿Hubo algún área puntual que captó tu interés?

En esa época, en la década del 80, empezó a tener mucho peso la microinformática y las empresas del Grupo comenzaron a incorporar más la tecnología. Estuve muy involucrado en eso, porque siempre me interesó la capacidad que brinda para optimizar los procesos, para integrar las áreas y permitir que todos compartieran la misma información. Siempre trabajé en esa dirección, buscando mejorar los procesos donde me tocara. También estuve en Control de Producción, Producción, Administración de Materiales, Administración & Finanzas, Suministros - Exiros, Ingeniería de Compras, Sistemas, Sistemas de Ingeniería, Logística, Comercio Internacional, Impuestos, Operaciones y otras más.

¿Qué es lo que más destacarías de trabajar en la empresa?

Hay varios aspectos que son muy característicos: la libertad que tenemos para expresar nuestra opinión, hacer propuestas y buscar mejoras; el buen acceso a los directivos de la compañía; el impulso para que todos los empleados crezcan y sean mejores; el profesionalismo para buscar permanentemente la excelencia; y la transparencia de gestión que hay con los colaboradores, los clientes y los proveedores. Esto me encanta, porque está en línea con los principios que me enseñó mi papá: ser verdadero y buscar el bien. Porque si los otros están bien, nosotros estamos bien.

Una clara visión que atraviesa generaciones…

Tal cual. Además, el ADN de la empresa se caracteriza, por un lado, por el objetivo de dejar una huella en las sociedades vecinas a las operaciones, poniendo foco en la educación, el desarrollo de los recursos humanos y el crecimiento de la comunidad. Por el otro, el mandato de los fundadores de poner siempre pasión en lo que se hace. Ellos lograron grabarnos esto: las ganas, el deseo de buscar siempre la calidad, cuidar los costos, aspirar a los mejores resultados, cuidar la seguridad y el medio ambiente. ¡La compañía tiene que seguir con este espíritu fantástico!

¿Y de tu trayectoria?

¡Que estuve siempre acompañado de buenos líderes! Fui creciendo de la mano de personas que me enseñaron y mostraron el camino. Primero los líderes son los padres, luego los maestros, después los profesores y, cuando arranca la vida profesional, son los referentes exitosos, los que hacen las cosas bien y van creciendo. No hay recetas para el liderazgo, solo uno puede ver a los líderes en el día a día para aprender cómo se hace.

¿Tuviste momentos claves en tu carrera?

Hay cuatro momentos que considero importantes en mi vida profesional. El primero, cuando uno de mis jefes me impulsó a interactuar con el mundo exterior, tuve que viajar y aprender inglés. No sabía nada de esa lengua y al poco tiempo tuve que hacer negociaciones fuera del país, como organizar temas de logística internacional. Acepté el desafío, aprendí otro idioma, comencé a viajar y se me abrió el mundo.

Luego, cuando me pusieron como líder del proyecto SAP para Brasil y Argentina. Participé de cinco proyectos dentro de la compañía, para SAP Welded, Tenaris Global, Techint E&C Global, Exiros Global, apoyo en la Localización Brasil del SAP Global de Ternium e Italimpianti (hoy Tenova). Tuve la posibilidad de tener una visión integrada de todas las empresas del Grupo y de todas las áreas de cada empresa y sus respectivos procesos. Eso me dio una visión 360° que me marcó para siempre, porque enriqueció completamente mi mirada.

¿El tercero?

Cuando participé de la construcción de una plataforma petrolera, la P76, que hoy opera la extracción de petróleo a 160 km de la costa de Brasil, en medio del Océano Atlántico. Duró varios años, porque arrancamos con la oferta en 2012 y terminamos la plataforma en 2018. Ese proyecto fue una escuela en sí mismo, un “doctorado” en procesos. Tuve que aprender muchas cosas, como legislación naval para enmarcar los permisos de arribo de buques de larga distancia de bandera extranjera, que eran necesarios para desarrollar las actividades de la empresa. Fue de una complejidad enorme, una operación offshore que respetó a rajatabla todos los requerimientos de seguridad y requirió del trabajo de 5.000 personas. Actualmente, es una plataforma modelo que confirma, una vez más, la calidad de las obras de Techint.

¿Y el cuarto?

Mi llegada a Chile: una experiencia inolvidable. La recepción que tuve del equipo chileno fue espectacular, personas muy buenas y comprometidas, listas para afrontar un proyecto tan importante. Es la primera vez que vivo en este país y todo resultó muy gratificante.

¿Cuáles te parece que son los próximos desafíos en el área de logística de la compañía?

Acá en C20+ tuvimos un fuerte apoyo de la Gerencia del Proyecto y del Equipo de Logística y SERGE para la revisión de los procesos y la posibilidad de, en conjunto con el área corporativa de IT, crear una nueva herramienta: la Plataforma Logística. Hemos avanzado en el módulo aéreo. Ya utiliza metodología con enfoque en utilización de la Inteligencia Artificial (IA) para optimizar procesos, favorecer la logística y obtener mayor productividad en todas las áreas, así que el próximo desafío será su desarrollo e implementación para las demás áreas que involucran Transporte Terrestre, Campamentos y otros servicios que son de nuestra responsabilidad.

¿Qué mensaje le dejarías a los jóvenes?

El más importante: que hagan todo con pasión, que no vengan a cumplir un horario, que tomen el negocio como si fuese propio y se comprometan. La vida está hecha de oportunidades. Si ellos aprovechan la oportunidad de estar en Techint van a crecer un montón, van a acceder a las mejores prácticas, porque es una empresa que quiere que su gente progrese: ¡y el crecimiento siempre se da en conjunto! Si les gusta la vida y su profesión, Techint es su lugar. Mis 45 años acá los disfruté mucho, ¡me encantaría tener 45 años más como los que tuve!

También les diría que se dediquen a aprender sobre Tecnología y Comunicación, porque estamos en una época de transición y estas disciplinas son fundamentales para abordarla.

Por último, les aconsejaría que sepan esperar, que respeten las jerarquías y los procesos y que aprendan de la experiencia de los más grandes. El trabajo convence y ahí deben focalizarse: en mostrar su trabajo.

¿Hay algo más que quieras resaltar?

Solo agradecer. La vida pasa muy rápido y hay que aprovecharla. Me siento muy realizado con mi carrera en la empresa, todo valió la pena. Tengo tres hijos profesionales, que son mi razón de vivir, que también me acompañaron en todo.

Últimas noticias

Ver más noticias