Más noticias

Experiencia y profesionalismo que dejan huella

Publicado 30.11.2023

Edilberto Martínez es Supervisor de Piping en la Refinería Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco. Junto con su equipo, instaló la tubería de tres de las cinco plantas que tiene a su cargo Techint Ingeniería y Construcción en este megaproyecto.

 

Con más de 10 años de trayectoria en Techint E&C, el ingeniero mecánico Edilberto Martínez ha puesto todo su conocimiento y experiencia como Supervisor de Piping en la colocación de tuberías subterráneas en el proyecto de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco (México).

“Ingresé a la compañía el 6 de febrero de 2013 y he participado en varios proyectos, como la construcción de La Estación de Compresión en Naranjos, Veracruz y Tamazunchale, en San Luis Potosí; la Central Termoeléctrica Pesquería en Monterrey, Nuevo León; la Planta de Tenaris en Bay City, Texas; la Estación de Compresión en Altamira, Tamaulipas; y el proyecto Norte 3 en Ciudad Juárez, Chihuahua”, indica.

Luego, entró al proyecto de Dos Bocas, para sumarse como Supervisor de Montaje de Tuberías.

El desafío: tuberías subterráneas

Edilberto considera que éste ha sido uno de los desafíos más significativos, tanto por la complejidad de los suelos como por la pandemia del COVID-19. “Aquí los suelos son húmedos y arenosos y, sumado a las inclemencias del tiempo, el mayor desafío fue poder montar y soldar las tuberías, cumpliendo con todas las medidas de seguridad y guardando la sana distancia por la pandemia. Trabajar contrarreloj, iniciar el montaje de tuberías en excavaciones en tiempos de lluvias, drenar el agua continuamente para que los colaboradores pudieran  trabajar, poder bajar la tubería a las fosas, siempre cuidando todas las medidas de seguridad, fue una tarea sumamente retadora”, señala. 

Otro aspecto importante fue la coordinación con las diversas áreas. “Siempre hubo una excelente comunicación con el equipo de Ingeniería Civil, todo tenía que estar bien planeado cronológicamente. Después de la inspección con el cliente, había que excavar, bajar la tubería, alinear, termofusionar, las inspecciones del cliente, y tapar cada zanja que se abría, todo se tenía que hacer en un máximo de tres días... ¡Nada más!”, expresa Edilberto. Y continúa: “Tuvimos que echar mano de nuestra experiencia para recuperar tiempo y no parar todas las actividades de las demás disciplinas, que venían después de las tuberías. Tuvimos que cumplir, sí o sí, para dar paso a las actividades de construcción y ahora de comisionamiento”.

En la actualidad, Edilberto continúa en la supervisión de tuberías en la Planta de Regeneración de Aminas. Comenta estar satisfecho por ser parte de un gran proyecto como la construcción de la Refinería Dos Bocas. En estos dos años de proyecto, no sólo se ha abocado a aplicar sus conocimientos en el área de piping, también se ha centrado en exhortar a las nuevas generaciones a aprender de las personas con más experiencia y trayectoria profesional.

 

También te puede interesar:

“Para el GPNK despachamos 13.000 camiones de transporte de tuberías”

“¡La soldadura se ha vuelto mi pasión!”

“Ver lo que hemos construido me llena de satisfacción y orgullo”

Últimas noticias

Ver más noticias