Más noticias

“Mi legado es formar personas para que la cultura preventiva siga evolucionando”

Publicado 7.12.2023

A días de jubilarse, Omar Campos hizo un repaso por su carrera en Techint Ingeniería y Construcción, compartió su legado y transmitió su compromiso inquebrantable con la compañía para la que trabajó por más de 15 años.

 

Con más de 15 años de carrera en Techint E&C, Omar Campos, Auditor de la Dirección Corporativa de Calidad, Medio Ambiente, Seguridad y Salud (CMASS), decidió dar un paso al costado para “dejarle espacio a los más jóvenes”. El 31 de octubre fue su último día como empleado; sin embargo, él cree que seguirá ligado de alguna manera a esta empresa que lo “marcó a fuego”.

“Estoy convencido de que los ciclos se cierran. Hay que correrse un poquito porque es importante que los jóvenes asuman mayores responsabilidades. Siempre pregoné eso y lo tengo que cumplir conmigo mismo. Dejo este lugar para que otros lo ocupen”, dijo Omar emocionado.

Su historia en la compañía comenzó el 1° de julio de 2008, tras 22 años de trabajar en DuPont, donde se había desempeñado en las áreas de mantenimiento, ingeniería y seguridad, medio ambiente y salud. Durante gran parte de su trayectoria en DuPont fue técnico mecánico, pero sin buscarlo, le llegó la posibilidad de una entrevista para ingresar a Techint E&C y decidió alejarse de ese mundo que tanto conocía, para afrontar el desafío de cambiar de industria.

“Cuando ingresé a Techint pensé que ya sabía casi todo en materia de prevención. Después de estar un día, me di cuenta de que debía aprender mucho más. Me tuve que dar un baño de humildad y empezar, no de cero, pero sí a entender bien cómo funcionaba el Sistema Integrado de Gestión (SIG) de la compañía”, confesó y su mente se transportó a su primera auditoría en Campana.

¿Qué hace un auditor?

Como gran docente y antes de despedirse, Omar definió con simples palabras en qué consisten las auditorías y el rol del auditor.

“Las tradicionales, habitualmente llamadas ‘de primera parte’, son auditorías internas. Allí, un profesional contrasta la realidad de los proyectos contra un parámetro –que para nosotros es el SIG– y lo complementa con las normas ISO que certificamos. En ese caso, el auditor interno verifica que se cumpla lo que uno dice que va a hacer y se evalúa en función de eso”, describió.

Techint E&C pasó de una auditoría tradicional a un sistema evolucionado. Omar detalló: “Además de hacer las auditorías clásicas, hacemos otras actividades como, por ejemplo, capacitamos a los supervisores, nos reunimos con el cliente, trabajamos con nuestros profesionales de CMASS, vamos al campo y verificamos otra documentación adicional”.

Y añadió: “A través de los cursos de capacitación que dimos, se capacitaron más de 350 auditores que están en condiciones de salir a auditar a otros proyectos con el mismo criterio y eso lo hacemos para homogeneizar, para que todos veamos, con nuestras diferencias, lo mismo”.

Nunca es tarde para estudiar

Por diversas circunstancias personales, Omar abandonó por un tiempo la carrera de Ingeniero Mecánico, una “cuenta pendiente” que logró saldar más adelante. “En un momento me puse las pilas. En dos años terminé la carrera y a los 44 años me recibí en la UTN de Avellaneda. Estoy orgulloso, porque nada me fue fácil. Estudiar una carrera universitaria casado, con dos hijas chicas y viajando por trabajo se hizo cuesta arriba, pero lo logré. Estoy muy feliz con esta profesión”, contó Omar quien luego hizo un posgrado en Gestión Ambiental y otro en Higiene y Seguridad.

 

El legado

Desde que ingresó a la empresa, Omar hizo más de 400 auditorías y capacitaciones para 140 proyectos. Viajó a 19 países, en cuatro continentes. Conoció los Emiratos Árabes, Egipto, Trinidad y Tobago, El Salvador, Costa Rica, México y diversos países de Sudamérica, acompañado por más de 100 colaboradores del equipo CMASS y otras áreas.

“Es fundamental la formación. Mi legado es formar personas para que la cultura preventiva evolucione y creo que lo hemos logrado. Además, la rigurosidad con lo que se hace, el respeto y el buen clima laboral son esenciales”, señaló Omar.

Es probable que no haya un solo director o Project Manager a quien Omar no haya auditado, incluido Oscar Scarpari, actual CEO de Techint E&C, durante su paso por Toromocho (Perú). “Conozco a todos y ellos a mí. A veces el apoyo hacia el rol del auditor no es tan esperado. Pero en mi caso es todo lo contrario, los proyectos aceptan de buena manera mi rol, y siempre sentí que me abrían las puertas. Mi obligación como auditor ha sido potenciar la mejora continua y ser riguroso en el cumplimiento del SIG, porque la función de CMASS es clave para evitar el accidente, que es lo que debemos asegurar”, indicó.

A la hora de hacer el cierre de una auditoría, Omar explicó que él empieza por destacar lo que está bien en el proyecto y luego aborda las áreas de mejora en base a los parámetros establecidos por el SIG, clasificando los hallazgos según su criticidad.   

“Me involucro mucho con los supervisores, que son los que hacen los proyectos. Cuando voy a las obras pido que me den una hora con ellos para hablar del valor de la prevención, de cómo podemos mejorar, de cómo profundizar el liderazgo. Me parece que el mayor aporte que puedo hacer es tratar de sensibilizar esos puntos y, por supuesto, cumplir con la auditoría”, afirmó Omar.

 

Los valores como bandera

El compromiso con CMASS, la ética, la transparencia y el profesionalismo, el desarrollo de las personas, el respeto a las comunidades y el ser previsibles son los valores de la compañía con los que Omar se identifica plenamente.

“Una cuestión hasta elemental de los derechos de las personas es que todo accidente puede y debe evitarse. Nadie viene acá a accidentarse, por eso tenemos que trabajar en un medio seguro y mejorarlo cada vez más para los demás. Me parece que esa es la clave. Nuestra meta es cero accidentes, cero desvíos, y no es una utopía, porque trabajamos para ello. Esa es la idea, pensar que uno puede alcanzar el horizonte y que camina hacia allí”, aseguró.

Y agregó conmovido: “Creo que la gente valora el respeto que les tengo y que lo que hago es con ánimo de mejorar, que también soy parte del problema y parte de la solución. Eso es lo que más me llena de orgullo”.

Un hasta luego

Bajarse del tren en una estación no significa quedarse allí definitivamente. Omar piensa seguir trabajando. “Me siento muy bien, y creo que tengo mucho para dar. También siento que hay que dejar que los jóvenes crezcan y la verdad es que deberían hacer el trabajo mejor que yo. Este camino de la prevención es circular, así que seguramente me voy a volver a subir a este tren de Techint desde otro lado”, aclaró.

“Uno es también lo que los demás te ayudan a ser. A mí mucha gente me ayudó a ser quien soy hoy y hay que ser agradecido en la vida a esas personas. Y siempre rescato la importancia del equipo, por encima de los logros personales. Soy uno más, y que sea el auditor es solo una circunstancia. Me parece que con esta forma de trabajo implementamos un estándar que tiene que mantenerse y superarse, con la idea de la mejora continua. Somos Techint y ese sentido de identidad nos tiene que diferenciar”, concluyó.

 

También te puede interesar:

“¡La soldadura se ha vuelto mi pasión!”

Construyendo el futuro con liderazgo

“Ver lo que hemos construido me llena de satisfacción y orgullo”

 

Últimas noticias

Ver más noticias